DELF – Diploma de Estudios en Lengua Francesa

El DELF – Diploma de Estudios en Lengua Francesa, es un diploma oficial expedido por el Ministerio francés de Educación que certifica las competencias en francés de los candidatos extranjeros. El DELF se compone de cuatro diplomas independientes, uno por cada uno de los cuatro primeros niveles del Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas.

Detalle de las pruebas

Todas las pruebas se han diseñado desde la perspectiva de acción del Marco común europeo de referencia (MCER) para las lenguas, que define a los usuarios de un idioma como actores sociales que deben realizar tareas (no solamente lingüísticas) en circunstancias y entornos determinados, en el seno de un ámbito de acción particular, personal, público, educativo o profesional.

Estos exámenes se basan en conocimientos teóricos, prácticos y académicos, presentes en la competencia de comunicarse mediante un idioma en los planos lingüístico, sociolingüístico y pragmático. La aplicación de estas competencias en la realización de las diversas actividades lingüísticas puede depender de la comprensión, la expresión, la interacción y la mediación.

Este esquema ha condicionado la elaboración de los exámenes que, por ello, evalúan sistemáticamente las cuatro competencias para todos los niveles, dando mayor o menor predominancia a la interacción y la mediación según los distintos niveles. Para obtener el diploma se exige una nota mayor o igual a 50/100.

Recordemos que ni las competencias lingüísticas ni la adecuación comunicativa de la expresión se evaluarán nunca en términos absolutos: al contrario, a cada nivel le corresponde un umbral de exigencia distinto y no se puede penalizar a un candidato por no disponer de conocimientos que corresponden a un aprendizaje ulterior. La Comisión Nacional ha elaborado un documento descriptivo que resumen los contenidos esperados (prácticos y morfosintácticos), pero en él se insta a las personas interesadas a que consulten los “materiales de referencia para las lenguas nacionales y regionales”.

DELF A1

Este nivel valora los primeros conocimientos. Se trata del nivel más básico de uso de la lengua, llamado “Acceso”. En esta etapa, el alumno es capaz de realizar interacciones simples: puede hablar de sí mismo y de su entorno más cercano.

Descripción de las pruebas:

DELF A2

El DELF A2 se sitúa en la misma perspectiva y valida además la competencia lingüística de un usuario básico, considerado como un actor social. En esta etapa, el candidato es capaz de realizar tareas simples de la vida cotidiana. Puede utilizar las fórmulas de cortesía y de conversación más comunes.

Descripción de las pruebas:

DELF B1

En este nivel, el usuario es ya independiente. Ya es capaz de seguir una interacción: puede entender y seguir una discusión y expresar su punto de vista y su opinión. Es capaz de desenvolverse en situaciones imprevistas de la vida cotidiana.

Descripción de las pruebas:

DELF B2

El usuario B2 ha adquirido un grado de independencia que le permite argumentar para defender su opinión, desarrollar su punto de vista y negociar. En este nivel, el candidato muestra naturalidad en su discurso en situaciones sociales y es capaz de corregir sus propios errores.

Descripción de las pruebas: