Curiosidades del mundo

Para vivir en el extranjero no siempre basta con hablar el idioma del país de residencia, cada cultura tiene sus propios hábitos y costumbres que, a primera vista, quizá te resulten totalmente extraños e incluso un poco groseros.

Conocerlos te ayudará a entenderlos mejor, a integrarte y a ganarte su respeto.